Saltar al contenido

MAGRO DE CERDO

INGREDIENTES DE ESTA RECETA
1/2 Kg. de carne magra
3 dientes de ajo
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 hojas de entrada
1 cebolla grande o 1 cebolleta
600 gramos de tomate aplastado
200 ml. de vino tinto (como para esta situación) o vino blanco
Aceite de oliva virgen adicional
Sal (al gusto de cada casa)
Discrecional: toque de fuego con una pimienta de guisar o pimienta oscura recién molida
Refuerzo de su decisión: Patatas fritas, arroz blanco, patatas o pasta. MAGRO DE CERDO

La carne de cerdo puede ser una de las carnes más deliciosas que existen, aunque no sea la única. Además, es asombrosamente fluctuante debido a que a causa de la criatura adquirimos varios cortes o piezas que se adaptan a cada sentido del gusto y a la circunstancia monetaria de las personas. Ya que, efectivamente, es una carne excepcionalmente conservadora.

Dentro de las partes más jugosas, encontramos la carne magra que no tiene casi nada de grasa y por la situación de que se cocine de manera correcta, el resultado será un sabroso bocado gracias a la forma en que la carne será muy delicada.

La receta de carne que hoy os traemos es la de magro con tomate, que se consume en gran medida como un entremés o tapa convencional en nuestro país. La carne de cerdo se guisa y cuando está delicada se licua en nuestra boca. Se acompaña de un puré de tomate elaborado de forma autóctona con un sofrito que le da todo su sabor.

MAGRO DE CERDO

Esta receta con carne de cerdo contiene generalmente guarniciones habituales y, además, es un plato que se puede comer frío, templado o caliente, pudiendo ser el plato fundamental o como parte o tapa.

Aquí te diremos la mejor manera de prepararlo en una olla de colada o en una olla típica y probablemente los engaños más significativos con el objetivo de que la salsa tenga la superficie que necesitas. Puedes acompañar tu carne magra con cualquier cosa que te guste como adorno, patatas fritas que es lo más conocido, pero además arroz blanco, pasta, verduras o básicamente una porción decente de pan, para sumergir en la salsa, que es maravillosa. Una receta más de carne con tomate ¿Te animas a prepararla en casa?

Índice

    Preparación del magro con tomate

    El paso inicial para montar nuestro magro será cortar, en el caso de que no lo hayan hecho en la carnicería por nosotros, la carne en formas. A continuación, añadiremos sal y pimienta. A continuación, pondremos nuestra olla a intensidad media con una pizca de aceite y cocinaremos nuestra carne. En el momento en que estén caramelizadas, por un lado, las moveremos para que estén muy cocinadas por todos los lados. Entonces, en ese momento, las mantendremos.
    En este momento vamos a preparar los demás aderezos. Para ello, comenzaremos pelando y cortando los dientes de ajo lo menos posible.
    A continuación pelaremos la cebolleta y la cortaremos en trozos pequeños. A continuación, lavaremos y eliminaremos el rabo del pimiento de la campanilla junto con las semillas que contiene. Luego, en ese momento, lo cortaremos en trocitos.


    Presentaremos en la olla, después de haber sacado nuestra carne, la cebolleta, el pimiento y el ajo. Cocinaremos durante 10 minutos a baja intensidad y cuando la cebolla esté delicada y sencilla y empiece a dorarse, bajaremos la intensidad.


    La fase posterior es subir la intensidad para añadir el vino blanco. Mezclaremos un poso y confiaremos en que el licor se desvanezca durante aproximadamente 3 minutos. Seguimos cortando nuestro tomate finamente, a pesar de que es mejor que esté aplastado. Lo colaremos en el caso de que no creamos que la salsa deba tener semillas o pieles.
    A continuación bajaremos el fuego para consolidar nuestro tomate con los demás aditamentos. Así mismo, añadiremos la carne y la hoja estrecha. Si vemos que el tomate no ha cubierto totalmente el magro de cerdo, podemos añadir un poco de agua (normalmente no es necesario).

    Última cocción y muestra del magro de cerdo con tomate

    El último paso será dejar que todo se cocine y para ello hay dos opciones a tener en cuenta:

    • Para empezar, en caso de tener una olla a tensión, podemos cerrarla y ponerla a intensidad alta, cuando hayan aparecido los dos aros rojos, bajaremos un poco la intensidad pero no de forma desorbitada ya que los aros no serán aparentes a partir de ahora. Lo mantendremos durante 8 minutos y después alejaremos la olla del fuego para que la tensión disminuya y los anillos hayan desaparecido.
    • En el caso de que no tengas una olla de tensión, pon la olla a intensidad alta y cuando empiece a burbujear, baja la intensidad, tapa la olla y deja que se cocine durante 60 minutos. Se puede probar la carne después de los 50 minutos y la superficie de la carne, que presumiblemente se autodestruirá, lo mostrará.
      Entonces notaremos el líquido en la olla, en el caso de que crea que debe ser espeso, pondremos el fuego a temperatura media y dejaremos que burbujee. Esto requerirá unos 10 minutos. Lo último que debemos hacer será corregir la marca de sal y habremos terminado. Aprecia

    TE RECOMIENDO ESTA RECETA QUE TE VA A GUSTAR MUCHO!

    ¿Te a sido de utilidad el articulo??
    (Votos: 1 Promedio: 5)